Lo mi fue aceptarlo todo porque te quería